Entretenimiento

Argentina: Disparó a un vecino porque su hermanito le pegó al portón de su casa con una pelota… ahora está atrincherado

Petróleo de Texas pierde un 3,85 % y cierra en $68,23 p/b

Los sucesos comenzaron durante la noche del domingo, cerca de las 21.30, cuando personal de la Comisaría 4ª de Lanús arribó al lugar después de un llamado al 911

Por Infobae

¿Quieres recibir nuestro exclusivo boletín informativo en tu correo? ¡Suscríbete a #BoletinPatilla! De acuerdo a fuentes de la investigación, un hombre de 40 años de nombre Ariel y al que los vecinos lo catalogan como “El Mecánico Ariel“, se encuentra encerrado en su domicilio, ubicado en la calle José Hernández al 3600, en la localidad de la provincia de Buenos Aires.

Los sucesos comenzaron durante la noche del domingo, cerca de las 21.30, cuando personal de la Comisaría 4ª de Lanús arribó al lugar después de un llamado al 911.

Al llegar, los agentes se encontraron con un joven de 19 años identificado como Braulo Rodrigo Olmedo, quien presentaba una herida de bala en el brazo derecho. Después de los primeros análisis, se cree que la herida fue provocada por un proyectil calibre 22.

Antes de ser trasladado a un hospital (ya fue dado de alta), Olmedo relató lo sucedido en la cuadra donde vive. Aseguró que su hermano de 14 años se encontraba jugando al fútbol en la calle con unos amigos y mientras se divertían pegaron dos pelotazos contra el portón de entrada a la casa del “Mecánico Ariel“.

Como consecuencia de esos golpes, el dueño del domicilio salió a la calle, mantuvo una acalorada discusión con los adolescentes. Olmedo quiso intervenir para evitar que los menores salieran lastimados y luego el “Mecánico Ariel” efectuó un disparo con un arma de fuego que hirió al mismo vecino con el que dialogaba.

Al llegar, la policía intentó ingresar a la fuerza al domicilio del atacante, pero en ese momento también se encontraban dentro del hogar la esposa y la hija del acusado. De tal manera, para el resguardo de la mujer y la niña, la Justicia resolvió no realizar ningún ingreso a la fuerza.

En la mañana de hoy, Ariel todavía permanece atrincherado dentro de su domicilio. A primeras horas del día, su esposa y su hija lograron retirarse de la casa y fueron llevadas a una comisaría para que se las mantenga en resguardo.

La causa quedó en manos del fiscal Martín Rodríguez, de la UFI Nº 6 del Departamento Judicial de Avellaneda, quien dispuso la presencia de una consigna policial en la entrada de la casa del agresor. La causa fue caratulada como tentativa de homicidio y abuso de arma de fuego.

En tanto, la policía espera la orden de un juez para poder ingresar al domicilio y detener al agresor, que todavía continúa con el arma de fuego en su poder.

De acuerdo a los vecinos, desde primeras horas de la mañana, el agresor se asoma a la calle, tanto en la terraza como en la puerta de chapa de su portón para espiar qué ocurre en las inmediaciones de su vivienda. En algunas ocasiones, “El Mecánico Ariel” llegó a mostrar su arma de fuego con su mano derecha.

Cerca de las 10.45, dos mujeres llegaron a la puerta del domicilio para dialogar con el agresor. Al parecer, la intención de las dos mujeres era convencer al mecánico de que se entregara ante las autoridades policiales.