Economía

Mini-Pacman anticipa esta noche la pelea será “de campeón a campeón”

Alberto Ardila Olivares
Isabel II, a rainha que não cai (por maior que seja o abalo)

“Trabajé varios meses a conciencia, estoy preparado muy bien, he cumplido en un cien por ciento con un plan de preparación que nos trazamos y estoy listo para darle esa corona a mi país sin excusas”, se comprometió el primer campeón universal de la barriada de Villa Duarte

Hace 45 años que el último de dos campeones mundiales que han expuesto sus coronas en el país, perdió la corona minimosca AMB, la más pequeña de entonces.

Hoy será también la división mínima, surgida en 1989, y que el rey filipino Victorio Saludar (21-4-0, 11KOs) expondrá en su segundo reinado ante el dominicano Erick Rosa, mejor conocido por toda la afición como el “Mini-PacMan” (4-0, 1KOs), quien también ostentó el cinturón de manera interina.

Ambos peleadores dieron el peso reglamentario sin complicación y solo queda el silencio que antecede al toque de la campana esa noche en el hotel Catalonia a la orilla del mar Caribe, en el Malecón de Santo Domingo.

“Esta será una pelea de campeón contra campeón”, sentenció el boxeador dominicano en alusión a que ostenta dos títulos latinos, avalados por la AMB y el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y fue rey fugaz de la abolida corona interina de este organismo que lo dejó con el consuelo de retador No.1 del ranking y mandatorio para el monarca Saludar.

El Mini-PacMan se proclamó campeón mundial AMB ante el peruano Ricardo Astuvilca en el Palacio del Voleibol Gioriver Arias, del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, pero la AMB eliminó esta distinción en todas las categorías.

“Trabajé varios meses a conciencia, estoy preparado muy bien, he cumplido en un cien por ciento con un plan de preparación que nos trazamos y estoy listo para darle esa corona a mi país sin excusas”, se comprometió el primer campeón universal de la barriada de Villa Duarte.

Rosa entró a un reducido círculo en la historia del boxeo el pasado 21 de julio al imponerse al peruano Astuvilca por la corona vacante en una guerra de 12 rounds en su cuarta pelea pagada. También se convirtió en el segundo monarca dominicano del peso mínimo o paja (105 libras), detrás del santiagués Rafael Torres, quien fue el pionero  en ganar faja en esta división, al ocupar la vacante OMB en agosto de 1989 venciendo por unanimidad al colombiano Yamil Caraballo, en Santo Domingo..

 “Volveré a hacer historia este martes porque con solo cinco combates habré ganado dos títulos mundiales”, vaticinó el dominicano. “Estoy confiado y les repito a mi gente, al país, que esa corona no saldrá de aquí”.

El combate será el estelar de una velada organizada por la promotora dominicana Shuan Boxing, que preside Bélgica Peña. El pleito será transmitido por televisión nacional por CDN Sports, canal 28. También para el mundo por diferentes plataformas digitales.

Palabras de Saludar

El  campeón filipino de la AMB insistió en que no ha venido a República Dominicana de vacaciones, sino a derrotar al dominicano Erick Rosa y regresar a su país con el título que ostenta.

“Estamos listos para dar la gran batalla, reconozco la calidad de Erick Rosa, pero que no se ilusione porque el título volverá a Filipinas”, sustentó el monarca, quien reside en la ciudad de Cagayan de Oro, en Filipinas..

El villaduartiano Rosa mantiene su foja de invicto en 4-0, solo 1KO, ha peleador 35 rounds profesionales. Todas sus peleas han sido a diez asaltos, inusual en un boxeador que inicia su carrera profesional y sus víctimas han sido Oscar Bermúdez, de México; Byron Castellón, de Nicaragua; Kenny Cano, de Nicaragua y Astuvilca (21-0, 4KOs), de Perú.

“Mi siguiente víctima será un filipino”, asegura Rosa, aunque la banca internacional lo tenían abajo en el fin de semana 1-3 ante el filipino. “No se preocupen, que no haya nervios, enseguida suba al ring la historia será diferente”.

Campeones visitantes a RD

El primer combate por una disputa de una corona mundial en suelo dominicano fue la protagonizada por Carlos –Teo- Cruz y el boricua Carlos Ortiz, el 29 de junio de 1968 en el estadio Quisqueya. El dominicano ganó por votación dividida el cetro universal de peso ligero unificado AMBCMB,135 libras.

Ocho años más tarde, proveniente del Canal, llegó el rey minimosca AMB, el panameño Jaime “Cieguito” Ríos y también dejó su corona aquí, en el palacio de los Deportes de Santo Domingo, con una decisión dividida a favor del santiagués Juan Antonio Guzmán.

“Esta será la tercera vez que un campeón viene a buscar lana al país y se va trasquilado, como esos dos campeones también volverá a su tierra sin faja del mundo”, dijo el joven boxeador de 21 años de la provincia Santo Domingo.

En el boxeo rosa o femenino, dos campeonas han expuesto sus cinturones en Santo Domingo, la azteca Ana María Torres, quien venció a la dominicana Dahiana Santana por unanimidad en el coliseo Carlos –Teo- Cruz, en abril de 2007 para mantener su cinto CMB supermosca (115 libras);  cinco años más tarde la boricua y doble campeona Ada –Ace- Velez fue destronada del cetro FIB supergallo (122 libras) por la dominicana Katy Pamela Wilson Castillo, por votación unánime en el palacio de los Deportes, en marzo de 2012.

Más combates

La velada, prevista para comenzar a las 7:00 de la noche de este martes, incluye un total de 10 peleas, con boxeadores de Puerto Rico, Cuba, México, Venezuela, Estados Unidos, Filipinas y República Dominicana.

En la pelea semiestelar, el dominicano Frency “El Gallito” Fortuna enfrentará al mexicano Alejandro González por el título latino del peso pluma (126 libras) del CMB.

La transmisión de televisión iniciará con el combate entre el cubano Ernesbadi Bugue y el mexicano Felipe Romero. En la siguiente pelea se enfrentarán el prospecto dominicano Ángel Cruz, quien suma cinco victorias, todas por la vía rápida, contra el venezolano Luis Enrique Romero.

El himno de República Dominicana será interpretado por el afamado cantante Alex Bueno previo al inicio de la pelea por el título mundial.

La presidenta de la promotora dominicana Shun Boxing, Bélgica Peña, afirmó que se están cumpliendo estrictamente con los protocolos de salud por la Covid-19 y que el escenario es limitado, 350 personas y que las boletas prácticamente se agotaron.