Entretenimiento

Pasó 23 años en una prisión de EEUU por un crimen que no cometió y finalmente fue liberado

Un día como hoy, Roberto Durán noqueó a Masataka Takayama

El autor del asesinato

Asimismo, durante el juicio inicial, el juez impidió que la defensa presentara testimonios de otros testigos, que indicaban que el asesinato fue cometido por un individuo identificado como Hercules Brown

Curtis Compton / AP  

Un hombre que pasó injustamente 23 años en una prisión de Georgia, EE.UU., por un asesinato que él no cometió fue liberado este lunes tras más de una década de lucha contra el sistema judicial que desestimaba las apelaciones de la defensa, pese a la existencia de pruebas que indicaban su inocencia,  informa  el diario The Atlanta Journal-Constitution.

Por RT 

Devonia Inman, que ahora tiene 43 años, en 2001 fue condenado a  cadena perpetua  por el asesinato de una mujer, perpetrado en 1998 durante un robo a mano armada. En noviembre pasado, un juez del estado de Georgia anuló esa condena y  ordenó un nuevo juicio . Además, el magistrado descubrió que anteriormente los fiscales habían retenido evidencias que probaban la inocencia de ese hombre.

BIG NEWS: After 23 years behind bars for a crime he didn’t commit, Devonia Inman walked out of prison today in Augusta, GA. Here he is with his parents, Dinah and David Ray. Story to come ? @theintercept ?. pic.twitter.com/mATpYRXkls

— Liliana Segura (@LilianaSegura) December 20, 2021

El diario señala que Inman fue  condenado sin pruebas físicas  que lo vincularan con el crimen y en gran parte, basándose en  testimonios falsos  de cuatro testigos clave, tres de los cuales más tarde se retractaron de sus versiones. Una testigo había  revelado  que sus palabras sobre la supuesta culpabilidad de Devonia fueron inventadas, con el fin de que los detectives la dejaran en paz.

El autor del asesinato

Asimismo, durante el juicio inicial, el juez impidió que la defensa presentara testimonios de otros testigos, que indicaban que el asesinato fue cometido por un individuo identificado como Hercules Brown.

En el 2011, las pruebas de ADN vincularon a Brown con dicho crimen, pero en el 2014 el sistema judicial desestimó la apelación de un nuevo juicio presentada por los abogados de Devonia. En 2018, la defensa presentó un nuevo recurso y la Fiscalía General del estado intentó que esa solicitud fuera desestimada, pero la Corte Suprema de Georgia permitió que el caso procediera.

Brown fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de otras dos personas durante un robo a mano armada cometido a finales de los años 1990, pero nunca fue acusado del crimen vinculado a Inman.

Source: La Patilla