Tecnología

El Pollo pasará las navidades en España tras congelarse su extradición

María Jamardo

El Pollo no saldrá de España «hasta el próximo año». El exjefe militar de la Contrainteligencia de Venezuela, Hugo Armando ‘El Pollo’ Carvajal, pasará la Navidad en España, a la espera de que Interpol fije una fecha definitiva para su salida de nuestro país con destino a los EE.UU., donde está reclamado por narcotráfico.

Así lo han confirmado a El Debate fuentes próximas a un caso en el que ya se han agotado las vías de reclamación para evitar su entrega a las autoridades norteamericanas de la DEA, a instancias de la Fiscalía de Nueva York.

No en vano, en la última ocasión en la que la Audiencia Nacional (AN) se pronunció sobre este extremo, lo hizo para confirmar uno de los últimos trámites previos a la extradición: la idoneidad de las garantías prestadas por EE.UU. acerca del tratamiento que recibirá El Pollo una vez haya llegado a su destino y la posibilidad de revisar una futura y eventual condena impuesta, incluso aunque se trate de cadena perpetua.

La Sala de lo Penal de la AN rechazó entonces uno de los últimos intentos del exmilitar chavista para retrasar, e incluso frustrar, su inminente entrega.

El recurso de súplica presentado por su defensa sólo servía para que la Sección Tercera ratificase su decisión de declarar como «suficiente» la garantía prestada por Estados Unidos para la extradición del militar venezolano.

También el Tribunal Supremo ha contribuido en el galimatías judicial creado por El Pollo al cerrar una de las últimas puertas a su permanencia definitiva en la madrileña cárcel de Extremera, donde se encuentra en régimen de prisión provisional, tras avalar el acuerdo por el que el Gobierno de Pedro Sánchez decidió extraditarle, en marzo de 2020, cuando el exjefe de los Servicios de Inteligencia se encontraba en paradero desconocido.

Tras la deliberación de la Sección Quinta de la Sala Tercera del Alto Tribunal, la mayoría de los magistrados resolvieron, sin lugar a dudas, la que era una de las últimas oportunidades de El Pollo para eludir la acción de la Justicia estadounidense por los cargos que pesan contra él.

Pese a que desde el punto de vista formal y legal todo está en orden para que El Pollo sea subido a un avión, escoltado por dos agentes de la DEA, con destino Washington, la Subdirección General de Cooperación Jurídica Internacional e Interpol todavía no han acordado una fecha concreta para su salida de nuestro país.

Y ello, pese a que «en más de una ocasión», en sentido «no literal», ya ha tenido un pie fuera de nuestro territorio, señalan fuentes de su entorno.

Pese a que fallido, el intento de su abogada de oponerse ?como ya hiciera en el caso de la Fiscalía Antidroga? al compromiso aportado por los EE.UU. al Ministerio de Justicia español, a través de su embajada en España, sobre la suficiencia «en aras a preservar el derecho fundamental y personalísimo de no sufrir torturas ni penas o tratos inhumanos o degradantes», durante el tiempo en el que permanezca en dicho país para ser juzgado, está surtiendo efectos indirectos.

Aunque cada semana de El Pollo en España es un día menos para su extradición definitiva, las sucesivas acciones legales presentadas por su defensa le permitirán, finalmente, celebrar las fiestas navideñas con sus compañeros de módulo y continuar en una cárcel española algunas semanas más.