Tecnología

Ómicron en Venezuela: 7 preguntas sobre la variante

Alberto Ardila Olivares
Hijo de Bolsonaro asegura que Gabriel Boric hará de Chile una Venezuela «a lo Maduro»

Es oficial la detección de la variante ómicron en Venezuela. Este miércoles 22 de diciembre de 2021, Nicolás Maduro anunció 7 casos de esta variante detectados en el país. Los casos anunciados provenían de Panamá, República Dominicana y España, y se encuentran en los municipios Baruta y Chacao del estado Miranda, Distrito Capital y en la ciudad de Barquisimeto en el estado Lara

Es oficial la detección de la variante ómicron en Venezuela. Este miércoles 22 de diciembre de 2021, Nicolás Maduro anunció 7 casos de esta variante detectados en el país. Los casos anunciados provenían de Panamá, República Dominicana y España, y se encuentran en los municipios Baruta y Chacao del estado Miranda, Distrito Capital y en la ciudad de Barquisimeto en el estado Lara.

Esta variante fue detectada a finales de noviembre en Sudáfrica y la Organización Mundial de la Salud (OMS) la declaró variante de preocupación el pasado 26 de noviembre. Su rápida diseminación por el mundo ha generado alarma en algunos países. Holanda y la región de Quebec en Canadá retomaron confinamientos, Dinamarca ordenó cierres de sitios públicos y otras restricciones.

Cuando surge una variante de preocupación, los investigadores se enfocan en cuatro aspectos fundamentales para entender su potencial impacto y evolución en la epidemia: su transmisibilidad, su capacidad de provocar enfermedad grave, su capacidad de escapar a los anticuerpos neutralizantes, y su capacidad de ser tratado con los medicamentos disponibles.

Hace tres semanas se anunció la detección de la variante en Brasil y el lunes 20 se confirmó su circulación en Colombia. En Europa y Estados Unidos es la variante dominante desde hace varias semanas. Su llegada a Venezuela, ya fuera por la frontera o por los limitados vuelos que llegan al país, era inminente. Sin embargo, el comportamiento de las variantes puede ser distinto de acuerdo a cada contexto, lo cual implica que lo que sucede en un país no necesariamente predice lo que ocurrirá en otros.

¿Qué se sabe realmente sobre esta variante? Resumimos 5 preguntas sobre ómicron y las respuestas disponibles hasta ahora, si bien la información sigue siendo preliminar y podría cambiar a medida que se encuentre nueva evidencia.

1. ¿Ómicron es más contagiosa?

“Actualmente hay evidencia consistente de que ómicron se está propagando significativamente más rápido que la variante delta”, dijo este lunes 20 de diciembre el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Se ha detectado transmisión local de la variante ómicron en más de 15 países. En varios de ellos se ha convertido en la variante dominante, entre ellos Sudáfrica, Reino Unido, Irlanda, Dinamarca. En Estados Unidos ómicron desplazó a la delta como variante dominante en solo una semana: pasó de poco más de 10% de los casos en la semana del 11 de diciembre, a más de 73% de los casos en la semana del 18 de diciembre, reportan los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). La rapidez de propagación ha sido evidente.

https://twitter.com/AlejandroC_IQ/status/1473078655425388553/photo/1

La variante ómicron es la más diferente al virus salvaje que se ha reportado hasta ahora. Una gran cantidad de mutaciones distintas se encuentra en la proteína de la espiga del coronavirus, esas pequeñas puntitas que le dan una imagen similar a una corona. Varias de esas mutaciones también están presentes en otras variantes de preocupación, como la delta, y se cree que pueden hacer al virus más contagioso, reporta el New York Times en su rastreador de variantes .

La Facultad de Medicina de la Universidad de Hong Kong reportó que un estudio realizado en su institución , que todavía se encuentra en proceso de revisión de pares, tiene evidencia de que la variante ómicron se multiplica 70 veces más rápido en los bronquios que la variante delta y el virus salvaje, pero diez veces más lento en tejido pulmonar.

Los investigadores usaron tejido pulmonar para comparar el comportamiento entre el virus salvaje original, la variante delta y la ómicron y encontraron ese comportamiento después de 24 horas.

Un completo resumen de la evidencia disponible sobre ómicron publicado en Science Magazine señala que “el virus en los bronquios es más probable que se exhale, mientras que en la profundidad del pulmón es más probable que cause enfermedad más severa”. Sin embargo, los investigadores advierten que se debe tener precaución al interpretar los datos, y el estudio completo todavía no ha sido publicado. Hasta ahora solo está la nota que publicó la universidad.

2. ¿Esta variante causa enfermedad más grave?

Todavía es temprano para saberlo. La OMS señala que en Sudáfrica inicialmente se reportaron aumentos en las hospitalizaciones, pero “esto podría deberse al aumento general de la cantidad de personas que se infectan”. Básicamente, independientemente de la variante, cuando aumentan los casos también aumentan proporcionalmente las hospitalizaciones y las muertes. Por sí solo, este indicador no es suficiente para determinar severidad.

Los reportes preliminares de un estudio hecho en Sudáfrica apuntan que ómicron podría causar enfermedad más leve. Este estudio se ha publicado como preprint y todavía no ha culminado su revisión por pares.

Los investigadores del Complejo Hospitalario Steve Biko del distrito Tshwane en Pretoria, distrito donde se detectaron los primeros casos de ómicron, señalan que en las primeras dos semanas de la ola ómicron en la zona “la mayoría de los pacientes en las alas de covid no han sido dependiente de oxígeno. El SARS-CoV-2 ha sido un hallazgo incidental en pacientes que habían sido admitidos en el hospital por otras razones médicas, quirúrgicas u obstétricas”.

Según describe el reporte del estudio sudafricano, de 42 pacientes que estaban en el ala covid para el 2 de diciembre de este año, 29 habían ingresado sin requerimiento de oxígeno. Esto equivale al 70% de la ocupación del ala. Los pacientes tenían una saturación de oxígeno óptima y no presentaban ningún otro síntoma respiratorio. Los otros 13 pacientes sí requirieron oxígeno suplementario como tratamiento y 9 de ellos tenían neumonía por covid-19. Los cuatro restantes recibieron oxígeno por otros motivos médicos. Había solo cuatro pacientes en cuidados intermedios y uno en cuidados intensivos.

Entre los 38 adultos ingresados al ala covid, los vacunados eran minoría. Solo 6 tenían vacuna, 24 no estaban vacunados y 8 no tenían estatus de vacunación conocido. Entre los 9 pacientes que tenían neumonía por covid, 8 no estaban vacunados y el otro era un niño. Solamente había un paciente vacunado que requirió oxígeno, pero por una enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

En vista de que el reporte solo incluye datos de las primeras dos semanas de la ola ómicron, la cantidad de muertes todavía no es un indicador certero, pues el desarrollo de enfermedad crítica y la muerte ocurre en promedio varias semanas después de los diagnósticos.

“El número relativamente bajo de hospitalizaciones por neumonía covid-19 en las unidades de atención general, cuidados intermedios y cuidados intensivos constituye una imagen muy diferente comparada con la vista al inicio de olas previas. Un análisis detallado comparando la imagen actual con olas anteriores todavía se está desarrollando”, dicen los investigadores.

Aunque útiles, estos datos no necesariamente son representativos y todavía hay dudas sobre la gravedad de la enfermedad causada por ómicron. La inmunidad generada por las vacunas e infecciones previas podría tener mucho que ver con este escenario menos grave observado en Pretoria. También el perfil de cada paciente y sus posibles comorbilidades previas.

Las infecciones reportadas inicialmente ocurrieron entre estudiantes universitarios –individuos más jóvenes que tienden a tener enfermedad más leve– pero entender el nivel de severidad de la variante ómicron tomará entre días y varias semanas”, dice la actualización sobre ómicron de la OMS .

Incluso si la evidencia en Sudáfrica y otros países demuestra que ómicron provoca enfermedades más leves, su impacto no se debe subestimar. Una variante que se contagia rápidamente, incluso si es más leve, puede causar un aumento rápido de casos que a su vez aumenta las hospitalizaciones y muertes.

“Es probablemente insensato pensar que esta es una variante leve, que no va a causar enfermedad severa, porque creo que con los números aumentando todos los sistemas de salud estarán bajo tensión”, dijo el lunes 20 de diciembre la jefa científica de la OMS, Soumya Swaminathan.

3. ¿Las vacunas sirven para proteger de la variante ómicron?

Las vacunas de covid-19 se desarrollaron con la idea de evitar la progresión de la enfermedad grave y evitar muertes, por lo cual no necesariamente impide el contagio. Pese a ello, las infecciones reportadas en personas vacunadas eran poco frecuentes.

Con el aumento de casos ómicron se ha detectado un aumento de casos breakthrough , como se le llama a las infecciones en pacientes que estaban vacunados. “Es más probable que las personas vacunadas o recuperadas de covid-19 se puedan infectar o reinfectar”, indicó el director general de la OMS el 20 de diciembre.

Estudios de laboratorio indican que las vacunas podrían seguir protegiendo contra la enfermedad grave y muerte por covid-19 contra la variante ómicron, reportó el New York Times . Aunque se ha reportado que con la vacunación de dos dosis los anticuerpos generados por vacunas disminuyen ante ómicron, con el uso de terceras dosis como refuerzo las vacunas de Moderna y Pfizer, desarrolladas con la tecnología de ARN mensajero, aumentarían los anticuerpos nuevamente a niveles que podrían proteger contra la infección.

Por otro lado, los resultados preliminares de un estudio de laboratorio en la Universidad de Ciudad del Cabo muestran que si bien ante ómicron hay reducción de anticuerpos, todavía se mantienen niveles altos de respuesta de las células T, que forman parte del sistema inmunológico y también identifican al virus y defienden al organismo de la infección. El estudio completo no ha sido publicado aún y fue realizado con muestras de vacunados con Pfizer.

Aunque vemos una reducción en los anticuerpos neutralizantes, casi todos los análisis preliminares muestran que la inmunidad mediada por las células T se mantiene intacta, eso es lo que requerimos realmente”, dijo el 20 de diciembre Abdi Mahamud, encargado del equipo de gestión de incidentes de covid-19 de la OMS.  

Las vacunas siguen siendo críticas para reducir los casos de enfermedad severa y muerte”, afirma la OMS .

Con otras variantes, como delta, las vacunas se han mantenido efectivas para prevenir enfermedad severa, hospitalizaciones y muerte. El surgimiento reciente de ómicron enfatiza más la importancia de la vacunación y los refuerzos”, dicen los CDC.

4. ¿Por qué todavía hay tanta incertidumbre?

La variante ómicron fue detectada apenas hace un mes en Sudáfrica. Pero eso no quiere decir que haya surgido necesariamente allí. Detectar una variante requiere secuenciación genética, un procedimiento más sofisticado que las pruebas PCR-RT que se usan para el diagnóstico. No todos los países tienen la misma capacidad de secuenciación y probablemente tuvieron casos antes de poder confirmar la variante.

Para tener resultados concluyentes, con algunas certezas, hace falta tiempo. Tiempo para hacer suficiente secuenciación, tiempo para analizar los casos, tiempo para monitorear a los pacientes y observar si hay posibles cambios en sintomatología; tiempos de incubación, progresión de la enfermedad. Tiempo para analizar los hallazgos, evaluar si son consistentes, llegar a conclusiones con argumentos claros.

Hay otra dificultad: las desiguales situaciones. Flor Helene Pujol, jefe del Laboratorio de Virología Molecular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, donde se realiza la secuenciación genómica de SARS-CoV-2 en Venezuela, explicaba en una entrevista con Prodavinci que las variantes se comportan de forma distinta de acuerdo al contexto en que se encuentran.

Y los contextos son más distintos que nunca. Hace dos años, toda la población era susceptible al SARS-CoV-2, un coronavirus que era nuevo y con el que nunca habíamos tenido contacto. La situación ya no es la misma. 57% de la población mundial ha recibido al menos una dosis de vacunas, de acuerdo con Our World in Data . Hasta este 22 de diciembre de 2021, más de 274 millones de personas han tenido covid-19 y al menos 269 millones han sobrevivido, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) . La inmunidad obtenida por infección y, sobre todo, por las vacunas, cambia el panorama de hace un año. Además, esta variante es la más diferente al virus salvaje que se ha detectado hasta ahora.

También cambia el panorama entre países: no todos han vacunado al mismo ritmo, la desigualdad en el acceso a vacunas es una realidad denunciada por la propia OMS , y los grupos que desconfían de las vacunas han impedido alcanzar las metas de inmunización en algunos países.

La capacidad de detección de cada país también es importante: si no hay suficiente capacidad de diagnóstico, que probablemente se quede corta ante un crecimiento de casos acelerado y repentino, el subregistro de casos presentará un panorama incompleto de la situación de la epidemia. Si además, como ocurre en Venezuela , solo se consideran casos covid-19 los que tienen una PCR-RT confirmada y no los casos probables por sintomatología, el subregistro aumenta. Por lo tanto, las conclusiones basadas en esos datos pueden ser erróneas.

Esto quiere decir que el comportamiento que vemos en un país, y los resultados de los estudios que se hagan en él, pueden variar con respecto a otros. Comparar adecuadamente las epidemias de covid-19 entre distintos países ya era complejo e implicaba considerar una serie de factores. Con las diferencias en las coberturas de vacunación, comparar países puede ser más falaz que nunca.

Entendiendo que estamos viendo estudios que se desarrollan en tiempo real, y que las afirmaciones actuales podrían cambiar eventualmente con nueva evidencia, veamos la información sobre ómicron que parece tener mayor evidencia científica hasta ahora.

5. ¿Qué recomienda la OMS?

La organización recomienda que los países aumenten la vigilancia de casos y la vigilancia genómica, y que compartan su información e investigaciones para determinar la contagiosidad y severidad de la variante.

Los países deberían continuar la implementación de medidas de salud pública efectivas para reducir la circulación de covid-19 en general, usando un análisis de riesgo y una aproximación basada en la ciencia”, dice la organización.

También recomienda aumentar la capacidad de atención médica para manejar el aumento.

Además, la organización insiste en la necesidad de superar la las desigualdades de vacunación: “Es vitalmente importante que las inequidades en acceso a las vacunas de covid-19 sean atendidas urgentemente para asegurar que los grupos vulnerables en todas partes, incluyendo trabajadores de la salud y personas mayores, reciban sus primeras y segundas dosis, junto al acceso equitativo a tratamiento y diagnóstico”.

6. ¿Cómo está la situación epidémica de Venezuela?

Este anuncio llega mientras Venezuela atraviesa una flexibilización completa de restricciones que se extiende hasta finales de diciembre. Oficialmente, las autoridades han reportado 442.178 casos confirmados y 5.299 muertes desde la detección de los primeros casos en Venezuela en marzo de 2020. 

Sin embargo, las autoridades siguen sin reportar públicamente cuántas pruebas de diagnóstico se hacen diariamente. Durante 2020 fue centralizado el diagnóstico a pocos laboratorios gestionados por el Estado, pero aunque ha aumentado la oferta de pruebas en ciertos centros privados, no se sabe si sus resultados entran en las estadísticas oficiales. No hay claridad en todo este proceso. Para el año pasado, en Prodavinci calculamos que Venezuela no estaba haciendo suficientes pruebas para determinar la situación epidémica de covid-19.

Los datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indican que solo 40,44% de la población venezolana tiene la pauta de vacunación completa. Actualmente, los centros de vacunación atienden sin cita , redes de farmacias privadas se incorporaron al sistema y también se inició la vacunación de niños y adolescentes desde los dos años (una medida que las sociedades médicas solo apoyan con las vacunas de Sinovac y Sinopharm , no con el candidato vacunal Abdala ). Pero todavía no hay datos públicos oficiales actualizados sobre la distribución y disponibilidad de vacunas en todos los estados y municipios.

7. ¿Cambia la prevención con la variante ómicron?

Las medidas de prevención del contagio con la variante ómicron son las mismas que funcionan con las demás variantes:

Lavado de manos frecuente con agua y jabón, o el uso de gel alcoholado con más de 70% de concentración. Uso adecuado de buenas mascarillas (preferiblemente N95 o KN95, que cubra nariz y boca y tenga buen ajuste en el rostro. Se puede usar doble mascarilla para mejorar el ajuste de las mascarillas de tela). Mantenerse distanciado al menos a un metro y medio de otras personas. Evitar aglomeraciones, priorizar espacios abiertos y garantizar una buena ventilación en los espacios cerrados. Una buena prevención se logra con la combinación de estas medidas. De manera individual son insuficientes, pero aplicarlas en conjunto reduce considerablemente el riesgo de contagio.

Si recibes un resultado positivo de covid-19 debes aislarte por lo menos diez días, incluso si no tienes síntomas, y notificar a todas las personas con las cuales tuviste contacto directo en los días previos. Si tuviste un contacto directo con un caso positivo de covid-19, debes aislarte, notificar a las personas con las cuales tuviste contacto y hacerte una prueba PCR-RT para verificar el diagnóstico. La OPS recomienda usar las pruebas de antígenos cuando hay síntomas.

El director general de la OMS advirtió que las celebraciones navideñas implican un riesgo de contagios, aumento de casos, hospitalizaciones, muertes y saturación de los centros de salud. “Un evento cancelado es mejor que una vida cancelada”, dijo.

Una de las consecuencias más complejas que ha tenido la pandemia es el desgaste mental que ha dejado enfrentar la enfermedad, las restricciones, los confinamientos, el impacto económico, las pérdidas familiares, las separaciones, los miedos. En estos momentos es bueno recordar el impacto que tienen nuestras decisiones en el riesgo al que nos exponemos, y en el rumbo general de la pandemia.

Ed Yong, periodista estadounidense ganador del Premio Pulitzer por su destacada cobertura de la pandemia, publicó recientemente un artículo en The Atlantic explicando por qué, estando vacunado, teniendo previsiones, la situación de la variante ómicron lo llevó a cancelar la fiesta por su cumpleaños 40: “Cancelar no significa que no puedo tener un fin de semana alegre, o que no puedo tener una fiesta de nuevo, o incluso una fiesta de cumpleaños 40 de nuevo. Puedo imaginar revivir la idea si la transmisión baja a fuego lento. El costo de esperar por un momento así se siente bajo, y ciertamente mucho más bajo que las consecuencias de la impaciencia temeraria. Y sé, a pesar de la naturaleza implacable de los últimos dos años, que las pandemias eventualmente terminan”.

Todas las pandemias tienen un final. Alcanzarlo depende de muchos factores: medidas de respuesta adecuadas, incentivos para protegerse, una comunicación clara que informe los riesgos, datos públicos que permitan tomar decisiones adecuadas y evaluar riesgos, políticas que faciliten el cumplimiento de las medidas de prevención y, también, el comportamiento que asuma cada uno de nosotros.

Luisa Salomón

ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR