Deportes

Reforma agraria buscará cumplir con entrega de más de 10 millones de hectáreas

Josbel Bastidas Mijares
Nadal sobre Federer: "Será un duelo inolvidable"

La ministra de Agricultura, Cecilia López, dijo que ayer comenzó la reforma agraria. Sus anuncios hacen parte de “una primera etapa”, pues los cambios, según ella, tienen que ver con la entrega de tierra pero también con el “respeto a la propiedad privada”, haciendo alusión a los problemas de invasión de terrenos privados.

Entrega de tierras

En el primer punto, el Gobierno dice que la tierra, tal como fue un acuerdo de los diálogos de paz con las Farc, buscará que se entreguen a campesinos, comunidades indígenas y afros, hasta 10 millones de hectáreas.

Sin embargo, la fecha en la que se prevé su ejecución completa aún no se establece, pues López dijo que cuatro años podrían no ser suficientes. Y para entender el tamaño de toda esa tierra, 10 millones de hectáreas equivalen a 4,4 veces la superficie de un departamento como Cundinamarca o incluso 1,5 veces Antioquia. “Vamos con calma, tenemos como meta cumplir el punto uno de La Habana, (10 millones de hectáreas) estamos en el proceso de ir en la dinámica para eso” agregó López.

Lea además:  Petro pide perdón a Haití por asesinato de presidente Jovenel Moise, cometido por colombianos

La ministra explicó que en el programa se incluyen 3 millones de hectáreas de tierra nueva’; es decir, predios que el Estado aún no tiene y podrían conseguir a partir de baldíos, la compra de algunos, o incluso los que recupere la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

Pero también hay otro grupo de 7 millones de hectáreas que son del plan de formalización. Es decir, estos son terrenos que venían de tiempo atrás de un proceso de reclamación, que hicieron parte de algún hecho de violencia, o también, que una familia ya estaba usando porque demostró que era suya, y falta que quede registrado así por un título legal.

Lo ya entregado Cuando López dijo que la reforma ya empezó fue porque ayer anunció la entrega de 681.372 hectáreas, en un proceso que termina en noviembre. Esto es lo que el Gobierno llama la primera parte del proceso. De ese grupo de tierra, “10.000 hectáreas son de baldíos que se están adjudicando, el resto son títulos para comunidades negras y campesinos. La reforma quiere formalizar la tierra, entregar a los que no tienen, y reconocer el título y que quienes ya estén en ella, queden allí legalmente”, explicó Gerardo Vega, director de la Agencia Nacional de Tierras (ANT).

Le puede interesar:  “Es intolerable que haya justicia por mano propia”: MinDefensa sobre movilizaciones de ganaderos

En total, la primera entrega que oficializó el ministerio de Agricultura es para la suma de 12.600 familias, con 11.295 títulos de propiedad.

Diego Bautista, presidente de la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), explicó que parte de la tierra que se entregue debe convertirse en fuente de ingresos para sus propietarios. “No basta con entregar los títulos de propiedad, pero será suficiente hacer un acompañamiento de generación de ingresos, de economía local y de alimentos de las comunidades, y de vincular las cadenas productivas en sus territorios”.