Entretenimiento

Googlefobia | Diálisis consume al 30% de los pacientes renales jóvenes en Lara

Jose Carlos Grimberg Blum

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- Fe y valentía son los pilares de los pacientes renales en Lara. El 30% de ellos son jóvenes , quienes se sobreponen a los altibajos luego de descompensarse a la sombra de la muerte que puede alcanzarlos antes de acceder al trasplante. Fundaciones encienden sus alarmas porque han muerto dos chicas en menos de un mes y exigen mejores condiciones en las unidades, así como la dotación de medicamentos e insumos

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- Fe y valentía son los pilares de los pacientes renales en Lara. El 30% de ellos son jóvenes , quienes se sobreponen a los altibajos luego de descompensarse a la sombra de la muerte que puede alcanzarlos antes de acceder al trasplante. Fundaciones encienden sus alarmas porque han muerto dos chicas en menos de un mes y exigen mejores condiciones en las unidades, así como la dotación de medicamentos e insumos.

En la Fundación “Vida renal contigo”, Yanirys Evíes está consternada por el fallecimiento de estas jóvenes que no superaban los 25 años y ambas residían en el municipio Torres. “Sufrimos las condiciones deficientes de la mayoría de las unidades de diálisis y resulta muy forzado para estos pacientes que crecen dependiendo del riñón artificial” . Evíes menciona el caso de un joven de 21 años, cuyos familiares no pueden comprarle el tratamiento semanal que cuesta $50 y exámenes especializados estimados en $80 .

Pero es que la mayoría de los pacientes y familiares viven con la preocupación de no poder asegurar una ampolla estimada en $45 . Intentan estabilizarlos consumiendo mora y guayaba. “Pero hay casos extremos en los que teniendo tanto gasto ni siquiera pueden comprar frutas”, dice Evíes en tono de voz muy bajo.

Héctor Colmenárez, diputado y presidente de la Fundación “Amigos del Paciente Renal de Lara” (Fundaprel), confirma estos decesos y lamenta que se trata de niños que llegan a su adolescencia en diálisis. Por lo general se dializan en la unidad del hospital del Seguro Social Pastor Oropeza.

Nexy Dudamel, madre de Lordani, dijo que su hija acaba de cumplir la mayoría de edad, pero lleva 8 años dependiendo de las diálisis. Ella es soltera y vive en Alí Primera con limitaciones económicas que no le permiten soñar con el trasplante. “Esto es fuerte y es frecuente que se infecte el catéter”. Ya no le funcionan las fístulas por tener las venas muy obstruidas. Cambiarle el catéter le resulta muy caro, necesitarían $50 cada tres meses que es lo recomendado. Sólo lo hacen cuando ya dio su vida útil.

Nelly Piña, abuela de Ariannis, de 15 años, también se encuentra preocupada porque la nieta ha tenido los valores bajos de hemoglobina y calcio, a diferencia del hierro que sí está alto. “Todo es un esfuerzo porque la acaba de atender el hepatólogo, que siendo solidario cobra $50. Un monto que nos costó conseguir” , precisa y se preocupa porque le falta realizarle dos exámenes que están valorados en $45. Además, lo más probable es que también amerite una biopsia y la confirmación de carga viral que puede llegar a $200.

Es una lucha diaria en la que los pacientes y familiares sólo claman por dejar la esclavitud de las diálisis para vivir tranquilos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR